Hacienda rechaza revisar el precio del 80% de las obras y pone en alerta a la construcción

Hacienda rechaza revisar el precio del 80% de las obras y pone en alerta a la construcción

  • Otoño caliente. Así se presenta la vuelta de verano para el sector de la construcción, en particular, que pronostica un rosario de concursos porque están trabajando a pérdidas

Otoño caliente. Así se presenta la vuelta de verano para la economía, en general, y para el sector de la construcción, en particular. Sobre todo, después de que el Ministerio de Hacienda se mantuviera firme este martes en su particular interpretación de los reales decretos de revisión de precios de las obras, una visión que golpea especialmente a pequeñas y medianas empresas y que deja fuera al 80% de estos trabajos, según han denunciado desde la CNC (Confederación Nacional de la Construcción).

La cartera dirigida por María Jesús Montero defendió, en una reunión en la sede de la Junta Consultiva de Contratación Administrativa, dos dictámenes en los que se rechaza conceder la revisión excepcional de precios a las obras de menos de 12 meses de duración. Este mecanismo fue aprobado por el Gobierno el pasado marzo para ajustar el precio de las obras públicas al alza de los materiales. Pero, cuando ha llegado el momento de aplicarse, se ha demostrado imposible.

Hacienda interpreta que para poder acogerse a la cláusula de revisión de precios es necesario que estos trabajos hayan estado ejecutándose, al menos, durante los 12 meses de 2021 y que, además, las obras estuvieran en marcha cuando entró en vigor el real decreto, es decir, marzo de 2022. Esta posición es la que ha quedado recogida en la propuesta de informe de la Junta Consultiva, lo que ha provocado tres votos particulares en contra, dos de las organizaciones empresariales y uno del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma).

A la espera de ver qué resuelve el abogado del Estado, los números hablan por sí solos: desde el 1 de enero de 2021 se han licitado 6.679 obras, de las cuales 5.307 tienen una duración inferior a los 12 meses que exige Hacienda. Sobre la base de este dato, la patronal de los constructores estima que el 80% de los trabajos queda matemáticamente fuera del sistema de reequilibrio y, como consecuencia, muchas empresas irán a concurso ahora que se ha levantado la moratoria. 

“Los dos reales decretos-leyes aprobados hasta la fecha no han ayudado a las empresas a mitigar el tremendo impacto que está teniendo la subida superior al 30% del coste de las obras. O se aprueba un tercer real decreto-ley de revisión excepcional de precios, o seguirán muriendo empresas y destruyéndose empleo en un sector determinante para la recuperación del conjunto de la economía”, denunció este martes el presidente de CNC, Pedro Fernández Alén.

La patronal estima que entre el 90% y el 95% de las obras no tienen ninguna posibilidad de aplicar la revisión de precios porque, además de la citada interpretación de Hacienda, hay un rosario de condicionantes que terminan haciéndolo imposible. Por ejemplo, quedan fuera aquellas obras terminadas antes de la entrada en vigor de los reales decretos, en marzo de 2022, aunque hayan estado ejecutándose durante todo el ejercicio 2021.

Además, para tener derecho a la revisión excepcional de precios, solo se toma en consideración una pequeña cesta de productos, fundamentalmente los materiales siderúrgicos, bituminosos (betunes y alquitranes), aluminio y cobre, lo que distorsiona la fórmula de cálculo aplicada para estimar la desviación de precios, ya que el resto de materiales, como cemento, madera, cerámica o vidrio, también sufre incrementos.

 

A partir de esta fórmula, se determina un umbral mínimo del 5% que debe alcanzarse para poder pedir la revisión de precios, listón que la CNC ha pedido que se rebaje al 2% e introducir en el cálculo más materiales. Como argumento para defender su postura, la patronal recuerda que, entre marzo de 2021 y marzo de 2022, la energía se ha disparado un 84,4%, los materiales siderúrgicos un 50%, los bituminosos un 44,3%, la cerámica un 39,6%, la electricidad un 178,3%, el cobre un 20%, la madera un 16,5% y el aluminio un 55,4%.

La CNC advierte de que se está abocando a muchas empresas a la quiebra y que la ejecución de los fondos Next Generation está en riesgo

“La consecuencia es que muchas empresas se están desangrando, están muriendo por los sobrecostes”, advierten desde la CNC. El presidente de la patronal recuerda que, si la situación continúa como hasta ahora, los próximos damnificados van a ser los fondos Next Generation, que se quedarán sin ejecutar por falta de empresas y porque las que sigan en pie van a tentarse la ropa antes de concurrir a las licitaciones.

Ya el año pasado, entre noviembre y diciembre, CNC identificó medio millar de obras que habían quedado desiertas, situación que intentó corregirse con los dos reales decretos de revisión excepcional de precios que, ahora, se han demostrado también estériles y que han llevado a los constructores a pedir una tercera versión.

  • El Confidencial
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

#LaConstrucciónEsParteDeLaSolución

#LaConstrucciónEsParteDeLaSolución

Noticias Artículos relacionados

X