Cádiz. Castellar: La Almoraima impulsa su reconversión turística y ecológica en su nuevo Plan Estratégico

Cádiz. Castellar: La Almoraima impulsa su reconversión turística y ecológica en su nuevo Plan Estratégico

  • Plantea potenciar el turismo con cortijos y casas de alquiler, un ecocamping y la puesta en valor de los restos históricos

  • Reconvertirá su producción agrícola y ganadera a ecológica y desarrollará un plan de reforestación

  • Buscará un balance energético positivo mediante con la autoproducción mediante energías renovables

La finca La Almoraima prepara sus próximas décadas con una fuerte inversión (25 millones de euros) que conllevará una transformación radical: eficiencia energética mediante la autoproducción con renovables, producción agrícola y ganadera ecológica, reforestación y lucha contra la seca, impulso al turismo y el fomento del uso público serán algunos de los ejes principales que lleven al mayor latifundio público de España a “generar rentabilidad medioambiental, social y económica” según el Ministerio para la Transición Ecológica.

El Plan Estratégico recién aprobado para La Almoraima parte de la constatación de la mala situación que atraviesa la finca ante un déficit de gestión anterior y la necesidad de devolverle su productividad, pero también mejorar su estado ambiental. Este último aspecto se llevará gran parte de la inversión prevista hasta 2023, en la que se incluirá un amplio plan de reforestación, la realización de estudios para frenar la seca que está esquilmando el alcornocal o el control de las masas de pinar.

En la finca de Castellar, que tiene un aprovechamiento eminentemente forestal, se han ido implantando en los últimos años cultivos agrícolas tan diversos como trigo, algodón, olivo, aguacate, quinoa, remolacha o girasol. También cuenta con una explotación ganadera de retinta, raza vacuna propia del Campo de Gibraltar y La Janda. Esa producción también será transformada a ecológica, un proceso que ya se ha iniciado, en casi la totalidad de la superficie. Además, se plantea potenciar los cultivos leñosos, como el olivar de secano (se valora también el almendro), pero siempre garantizando la demanda de agua. La adquisición de ganado también se incluye en el plan. Se buscan alternativas para compensar la pérdida de producción del corcho.

Una parte fundamental de la propuesta es potenciar el uso turístico, que ahora mismo queda circunscrito al hotel Convento La Almoraima. El documento apuesta por rehabilitar el cortijo e instalaciones en desuso, como casas rurales, que pueden ser alquiladas para turismo. También la ejecución de un ecocamping, una instalación que vaya más allá de la acampada tradicional dirigida a la educación ambiental, con alojamiento en bungalows o instalaciones similares, recuperando el espíritu del campamento La Jarandilla.

Se pretende potenciar el uso público de la finca, que los ciudadanos tengan acceso mediante actividades como paseos a caballo, en bicicleta, senderismo, con un control previo. O mediante visitas a la fábrica de corcho, en la que puedan aprender sobre su manejo y uso.

También se prevé la puesta en valor de los restos históricos más representativos de la zona, empezando por la torre que da nombre a la finca, y pasando por los abrigos rupestres y las calzadas romanas. Se hará un estudio arqueológico, se documentarán y se generará un material de consulta que poner a disposición del visitante.

La eficiencia energética será otro de los ejes de la transformación de La Almoraima. La finca producirá la energía suficiente para su consumo y para ello probará diferentes tipos de generación energética renovable. La fotovoltaica será la fundamental junto a la biomasa, para la que se quiere instalar una peletizadora. Pero también se prevé probar otras innovadoras, como la energía microhidráulica, en la que podría aprovecharse el agua de los regadíos si tiene caudal suficiente. Otro tipo de generación que se testará será la aerotermia, que capta la energía del aire ambiente, para el agua caliente sanitaria del hotel.

Otra partida importante de la inversión se destinará a la mejora de infraestructuras vitales, como la red viaria principal, la secundaria y los cerramientos. También para edificios como la Casa Convento y las oficinas centrales. Y se adquirirán vehículos forestales.

El Plan contempla asimismo abordar la gestión de los recursos humanos con un plan de formación para los empleados y de digitalización de la empresa, con la adquisición de las herramientas tecnológicas necesarias. Y llevar a cabo un cambio de la imagen corporativa y difusión del valor de la finca acorde con esta nueva etapa.

  • Europasur

#LaConstrucciónEsParteDeLaSolución

#LaConstrucciónEsParteDeLaSolución

Noticias Artículos relacionados

X