Título: “REHABILITACIÓN DEL ANTIGUO HOSPITAL MILITAR PARA LA ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE ARQUITECTURA DE GRANADA”

PREMIO DE ARQUITECTURA ESPAÑOLA 2015

Cliente: Universidad de Granada – Ministerio de Fomento

Proyecto:

Arquitecto: D. Víctor Lopez Cotelo

Dirección Facultativa:

Arquitecto: D. Víctor Lopez Cotelo

Arquitecto Colaborador: D. Juan Urribari Sánchez Marco

Arquitecto Técnico: D. Jose Antonio Valdés Moreno

 

Considerando de interés dar a conocer públicamente la calidad de las Obras de Arquitectura que se realizan en España y en consecuencia, se crea el denominado "Premio de Arquitectura Española" que con carácter bienal se concede a aquella Obra finalizada, que se considere es merecedora de reconocimiento por su singularidad Arquitectónica, su aportación innovadora y su paradigmática calidad construida. Galardón otorgado por el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España.

 

Descripción del proyecto:

El edificio se encuentra situado en espacio urbano de origen renacentista del Campo del Príncipe, en el Realejo (antigua Antequeruela), un barrio tradicional del casco histórico asentado en la ladera sur de la colina de El Mauror (paralela a la Sabika de la Alhambra), en el extremo sudeste del casco histórico de Granada.

La manzana donde se ubica la Escuela de Arquitectura, es de geometría sensiblemente rectangular (122 X 53 metros) y ofrece fachada al Campo del Príncipe y a tres angostas calles peatonales escasamente transitadas. El  solar en que se encuentra  la Escuela de Arquitectura tiene una superficie de 5.000 m2 contando en la actualidad, tras las obras realizadas con una superficie construida de 13.327 m2, y una  altura variable  comprendida  entre  dos y cuatro plantas La edificación  actual es la resultante  de la adición y transformación de arquitecturas de diferentes épocas y usos.

 

 La construcción original es de inicios del siglo XVI, actualmente alterada respecto a su traza primitiva, de la que queda la crujía porticada del patio con la fuente de piedra, un espléndido salón en primera planta con alfarje mudéjar y otros elementos ornamentales. La ampliación mediante un nuevo patio trapezoidal en la segunda mitad del XIX, o las modificaciones realizadas en la fachada principal y en las construcciones existentes, son consecuencia de los cambios de uso que el edificio sufrió en el transcurso del tiempo. Fue convento (de ahí la existencia de una pequeña capilla barroca), Junta de Comercio, Hospital de la Encarnación, Escuela Nacional y, desde 1866 hasta 1992, Hospital Militar. En la actualidad se encuentra en uso después de las obras realizadas para Escuela Superior de Arquitectura

Si bien la obra que nos ocupa es el resultado de una evolución aditiva en el que cada época y uso del edificio ha dejado su reflejo arquitectónico, no es menos cierto que todas ellas no tienen el mismo valor ni fueron ejecutadas con la misma calidad. Por tanto en nuestra obra diferenciamos tres tipos de intervenciones:

  • Obras de restauración, que se localizan principalmente en las dependencias que un día formaron parte de la Casa del Almirante.

Estas obras de restauración han consistido en la recuperación de aquellos espacios significativos que conforman la estructura fundamental del Palacio del S. XVI que han llegado a nuestros días, aunque muy alterados algunos de ellos. Junto a las medidas de recuperación de espacios antes mencionadas la acción restauradora se centra en la aplicación de tratamientos específicos de conservación y restauración a todos los elementos pétreos, de madera, de yeso, y pinturas que lo requieren, con el fin de ponerlos en valor y ser parte esencial de los espacios a que pertenecen

  • Obras de reforma, que afectan fundamentalmente al resto de los pabellones existentes.

Se incluyen en este apartado obras de reforma aquellas que afectan a partes del edificio que no están consideradas en el apartado anterior por carecer del valor histórico-arquitectónico mencionado anteriormente.

Este espacio que carece de iluminación y ventilación requiere la construcción de un amplio ventanal que se abre hacia el patio para no alterar la fachada al Campo del Príncipe. Este ventanal se proyecta con un ventanal de grandes proporciones y protección solar exterior que produzca el aislamiento térmico necesario.

  • Obra nueva de ampliación, que afecta a la construcción del Aula Magna bajo la rasante del patio y construcción de nuevas galerías de comunicación en todas las plantas de ese mismo patio y galería de instalaciones en sótano.

 

La amplitud del programa de necesidades y las características de algunas de las funciones a alojar en el edificio a requerido ganar superficie sin alterar fundamentalmente la estructura del conjunto. En este sentido se ha posibilitado ocupar el espacio bajo rasante del patio de mediodía con una construcción que aproveche las amplias dimensiones del mismo, que no existen en ningún otro de los pabellones. Este lugar se ha alojado el Aula Magna que no solo demanda superficie, sino un volumen imposible de conseguir en ninguna otra parte del edificio.  Su posición centrada en el conjunto es fácil de alcanzar desde cualquier parte, y su proximidad a la entrada de la calle Cuartelillo también ofrece la posibilidad de darle uso directo e incluso independiente desde exterior. El espacio propio del Aula se centra en el vestíbulo que la rodea por todo su perímetro, quedando separada del mismo por medio de mamparas de vidrio.

Se ha tenido en cuenta en la obra la aplicación minuciosa de los sistemas constructivos que recogía el proyecto, dando una austera y concisa solución material a los elementos nuevos que ponen en funcionamiento el edificio: pavimentos, divisiones, instalaciones, carpintería, cerrajería, revestimientos y vegetación.

 Los pavimentos de las zonas principales de circulación se han tratado con enlosados de piedra de granito y adoquinado. Por ello el zaguán  principal,  la conexión  entre  los  dos patios  el perímetro y la conexión transversal del patio antiguo así como la nueva escalera principal, la delegación  de alumnos, el vestíbulo, la planta baja de secretaría, el local de reprografía, el paso  de la  galería en el patio nuevo y la subida a la cota del patio y el propio pavimento del mismo, maceteros de los arriates, bancos, y escaleras principal en el tramo de bajada a la planta semisótano y todo el ámbito que rodea la zona escalonada del Aula Magna, la cafetería y la entrada desde la calle Cuartelillo incluido el vestíbulo de la escalera del cuerpo E, han sido realizados con este material.

 Las obras de cerrajería y carpintería metálica realizadas, recogen elementos muy diversos y muy diseminados en todo el edificio teniendo gran importancia en la ejecución cualitativa de la intervención y en el propio uso, servicio y carácter del edificio, por lo que se ha tenido en cuenta una sólida y muy cuidada ejecución. Además de todas las estructuras auxiliares, bastidores,   refuerzos, soportes, enmarcados, dinteles, cercos y precercos, pasarelas, remates, protecciones, lucernarios, rejas, puertas y revestimientos de chapa, tablones de anuncios, cabina del vigilante y barandillas, cabe destacar como especialmente importante las grandes mamparas de división que cierran muchas aulas y dependencias.

 

La madera ocupa distintos capítulos dentro de la obra. Se encuentra en unidades como tablazón para la fijación de planchas de cinc o combinada con otros materiales en paneles de aislamiento (termochip en formación de cubiertas), como material de acabado en distintas tipos de tableros para revestimientos (Aula Magna, Salón de Grado, biblioteca, mamparas, y fundamentalmente en las partidas de puertas de paso interiores, ventanas exteriores y celosía del   patio. Las puertas y ventanas, son de madera de cedro.

 La celosía del patio constituye un elemento muy singular de la obra ejecutada. Esta celosía de grandes dimensiones se compone de módulos que a su vez están formados por piezas elementales estandarizadas de fácil montaje por medio de placas y pernos de acero inoxidable.

 La madera es también un material importante del capítulo de pavimentos.

 Con el fin de trabar las distintas partes del edificio son sólo tres los pavimentos que se usan principalmente: piedra, tarima de madera de roble y parqué industrial de madera de roble.

 En el patio antiguo las zonas centrales son con enmorrillado de canto rodado con recuperación del trazado en las partes existentes actualmente y regularmente en las partes faltantes en torno a la fuente.

 En toda la biblioteca, así como en las zonas de transito se ha instalado tarima de roble de tablas de anchos diversos a la española.

 Además, se proyecta pavimento de caucho de 3,0 mm. de espesor en el bloque D (sobre solera de terrazo ),en el bajo cubierta y la pasarela de la entreplanta del   cuerpo B, en la sala de C.A.D. en el cuerpo A, y en el altillo del departamento  de   Gráficas.

  Los revestimientos de paramentos varían sus calidades según la dependencia a la que pertenecen. 

 En las salas con alfarjes o armaduras de madera, frisos y tallas o nervaduras de yeso los paramentos se han revestido con yeso de restauración con el fin de igualar su color y textura al de las tallas (por ejemplo en biblioteca). Los estucos fríos se han dado en lugares de las zonas nobles de mucho uso como el zaguán y zona de entrada y escalera principal o la zona de dirección y salón de grados. Las fachadas se han tratado tratarán con revocos de mortero de cal.